jueves, 13 de octubre de 2011

EL CAMBIO....Wayne Dyer

Abrirnos a la oportunidad de dejarnos llevar por un flujo que nos llama, que resuena en nuestro interior, es abrir los brazos concientes a la guía amorosa de una inteligencia superior que nos espera...

Cuando el tiempo ES, el aprendiz da su salto cuántico emergiendo luminoso y traspasando el camino del DAR al DARSE en unicidad con la totalidad que se entreteje infinitamente  y AMA...
Los abrazo con infinito Cariño
NAMASTÉ
Celena

domingo, 25 de septiembre de 2011

7 PASOS PARA DOMINAR EL EGO....WAYNE DYER



He aqui siete recomendaciones para ayudarte a trascender esas arraigadas ideas de la vanidad. Todas ellas estan destinadas a evitar que te identifiques en una clave falsa con el ego y la vanidad.
1. No te sientas ofendido.
La conducta de los demas no es razon para quedarte inmovilizado. Lo que te ofende solo contribuye a debilitarte. Si buscas ocasiones para sentirte ofendido, las encontraras cada dos por tres. Es tu ego en plena accion, convenciendote de que el mundo no deberia ser como es. Pero puedes convertirte en degustador de la vida y corresponderte con el Espiritu universal de la Creacion.No puedes alcanzar la fuerza de la intencion sintiendote ofendido. Por supuesto, actua para erradicar los horrores del mundo, que emanan de la identificacion masiva con el ego, pero vive en paz. Como nos recuerda A Course in Miracles [Curso de milagros]: La paz es de Dios; quienes formais parte de Dios no estais a gusto salvo en su paz». Sentirse ofendido crea la misma energia destructiva que te ofendio y que lleva al ataque, al contraataque y a la guerra.

2. Liberate de la necesidad de ganar.
Al ego le encanta dividirnos entre ganadores y perdedores. Empenarte en ganar es un metodo infalible para evitar el contacto consciente con la intencion. Por que? Porque, en ultima instancia, es imposible ganar todo el tiempo. Siempre habra alguien mas rapido, mas joven, mas fuerte, mas listo y con mas suerte que tu, y siempre volveras a sentirte insignificante y despreciable.Tu no eres tus victorias. Puede que te guste la competicion y que te diviertas en un mundo en el que ganar lo es todo, pero no tienes por que estar alli con tus pensamientos.
No existen perdedores en un mundo en el que todos compartimos la misma fuente de energia. Lo mas que puedes decir es que en determinado dia rendiste a cierto nivel en comparacion con el nivel de otras personas ese mismo dia. Pero hoy es otro dia, y hay que tener en cuenta otros competidores y otras circunstancias. Tu sigues siendo la presencia infinita en un cuerpo que es un dia una decada mayor. Olvidate de la necesidad de ganar no aceptando que lo opuesto de ganar es perder.
Ese es el miedo del ego. Si tu cuerpo no rinde para ganar ese dia, sencillamente no importa, si no te identificas exclusivamente con tu ego. Adopta el papel de observador, mira y disfrutalo todo sin necesitar ganar un trofeo. Vive en paz, correspondete con la energia de la intencion e, ironicamente, aunque apenas lo notes, en tu vida surgiran mas victorias a medida que dejes de ir tras ellas.

3. Liberate de la necesidad de tener razon.
El ego es fuente de conflictos y disensiones porque te empuja a hacer que los demas se equivoquen. Cuando eres hostil, te has desconectado de la fuerza de la intencion. El Espiritu creativo es bondadoso, carinoso y receptivo, y esta libre de ira, resentimiento y amargura. Olvidarse de la necesidad de tener siempre razon en las discusiones y las relaciones es como decirle al ego: No soy tu esclavo.
Quiero abrazar la bondad y rechazo tu necesidad de tener razon. Aun mas; voy a ofrecerle a esta persona la posibilidad de que se sienta mejor diciendole que tiene razon y darle las gracias por haberme encaminado hacia la verdad. Cuando te olvidas de la necesidad de tener razon puedes fortalecer la conexion con la fuerza de la intencion, pero ten en cuenta que el ego es un combatiente muy resuelto. He visto personas dispuestas a morir antes que dejar de tener razon. He visto como acababan relaciones maravillosas por la necesidad de ciertas personas de llevar siempre la razon. Te propongo que te olvides de esta necesidad impulsada por el ego parandote en medio de una discusion para preguntarte: Que quiero? Ser feliz o tener razon?.
Cuando eliges el modo feliz, carinoso y espiritual, se fortalece tu conexion con la intencion. En ultima instancia, estos momentos expanden tu nueva conexion con la fuerza de la intencion. La Fuente universal empezara a colaborar contigo en la creacion de la vida que la intencion quiere que lleves.

4. Liberate de la necesidad de ser superior.
La verdadera nobleza no tiene nada que ver con ser mejor que los demas. Se trata de ser mejor de lo que eras antes. Centrate en tu crecimiento, con constante conciencia de que no hay nadie mejor que nadie en este planeta. Todos emanamos de la misma fuerza vital. Todos tenemos la mision de cumplir la esencia para la que estamos destinados, y tenemos cuanto necesitamos para cumplir ese destino. Nada de esto es posible cuando te consideras superior a los demas. No por viejo es menos cierto este dicho: Todos somos iguales ante ios ojos de Dios.
Olvidate de la necesidad de sentirte superior al ver a Dios revelandose en todos. No valores a los demas basandote en su aspecto, sus logros, posesiones y otros baremos impuestos por el ego. Cuando proyectas sentimientos de superioridad, eso es lo que te devuelven, y te lleva al resentimiento y en ultima instancia a sentimientos de hostilidad. Estos sentimientos se convierten en el vehiculo que te aleja de la intencion. A Course in Miracles habla de esa necesidad de ser especial y superior: El sentirse especial siempre establece comparaciones. Se produce por una carencia que se ve en el otro y que se mantiene buscando y no perdiendo de vista las carencias que puede percibir.

5. Liberate de la necesidad de tener mas.
El mantra del ego es mas. Por mucho que logres o adquieras, tu ego insistira en que no es suficiente. Te veras luchando continuamente y eliminaras la posibilidad de alcanzar la meta, pero en realidad ya la has alcanzado, y es asunto tuyo decidir como utilizar el momento presente de tu vida. Ironicamente, cuando dejas de necesitar mas, parece como si te llegara mas de lo que deseas.
Como estas desapegado de esa necesidad, te resulta mas facil transmitirselo a los demas, porque te das cuenta de lo poco que necesitas para sentirte satisfecho y en paz. La Fuente universal esta satisfecha de si misma, en continua expansion y creando nueva vida, sin intentar jamas aferrarse a sus creaciones por sus recursos egoistas. Crea y se desliga. Cuando te desligas de la necesidad del ego de tener mas, te unificas con la fuente. Creas, atraes lo que deseas hacia ti y te desligas, sin exigir que se te presente nada mas.Si valoras todo lo que surge, aprendes la gran leccion que nos dio san Francisca de Asis: ... es dar cuando recibimos. Al permitir que la abundancia fluya hasta ti y a traves de ti, estableces correspondencia con la Fuente y aseguras que esa energia siga fluyendo.

6. Liberate de la necesidad de identificarte con tus logros.
Puede resultar un concepto dificil si piensas que tu y tus logros sois lo mismo. Dios escribe toda la musica, Dios canta todas las canciones, Dios construye todos los edificios. Dios es la fuente de todos tus logros. Y ya oigo las protestas de tu ego, pero sigue sintonizado con esta idea. Todo emana de la Fuente. Tu y tu Fuente sois uno y lo mismo! No eres ese cuerpo y sus logros.
Eres el observador Fijate en todo y agradece las capacidades que te han sido concedidas, la motivacion para lograr cosas y las cosas que has acumulado, pero atribuyele todo el merito a la fuerza de la intencion que te dio la existencia y de la que formas parte materializada. Cuanto menos necesites atribuirte el merito de tus logros mas conectado estaras con las siete caras de la intencion, mas libre seras de conseguir cosas, que te surgiran con mas frecuencia. Cuando te apegas a esos logros y crees que lo estas consiguiendo tu solo es cuando abandonas la paz y la gratitud de tu Fuente.

7. Liberate de tu fama.
La fama que tienes no esta localizada en ti, sino en la mente de los demas y, por consiguiente, no ejerces ningun control sobre ella. Si hablas con treinta personas, tendras treinta famas distintas. Conectarse a la intención significa escuchar los dictados de tu corazon y actuar basandote en lo que tu voz interior te dice que es tu meta aqui.  Si te preocupas demasiado por como te van a percibir los demas, te habras desconectado de la intencion y permitido que te guien las opiniones de los demas. Asi funciona el ego. Es una ilusion que se alza entre ti y la Fuerza de la intencion.
No hay nada que no puedas hacer, a menos que te desconectes de la fuerza y te convenzas de que tu meta consiste en demostrarles a los demas tu superioridad y autoridad y dediques tu energia a intentar ganar una fama extraordinaria entre el ego de los demas. Haz lo que haces segun la orientacion de tu voz interior, siempre conectada con tu Fuente y agradecida a ella.Manten tu proposito, desligate de los resultados y acepta la responsabilidad de lo que reside en ti: tu caracter. Deja que otros discutan sobre tu fama; no tiene nada que ver contigo.

TE ABRAZAMOS EN ESTE CAMINO DEL DESPERTAR
NAMASTÉ
Celena y Raúl

sábado, 21 de mayo de 2011

LA LUZ DE LA MATRIZ UNIVERSAL...

video
Estos tiempos de Luz y Despertar espiritual nos convoca desde el corazón a alinearnos con aquello que hemos ignorado, olvidado e incluso abandonado por eras....
La energía de GAIA está clamando su integridad compuesta por ambas energías femenina y masculina, llama a retornar al equilibrio, a reivindicar la luz que mueve la matriz y la hace universal...
Hay que recordar la DANZA y su melodía, la luz que renace del regreso de su conexión amorosa con su otra mitad luminosa. La sabiduría se constituye de esta integración, la rueda debe detenerse para volver a danzar.
TE PERDONO
ME PERDONO
TE AGRADEZCO
Y TE AMO

IN LANK ECH
(Yo Soy otro Tú)
Namasté
Celena y Raúl

jueves, 10 de marzo de 2011

ORACIÓN DE CO-CREACIÓN....AMOROSA ENERGÍA DE KRYON POR MARIO LIANI

Yo (tu nombre)
tengo fe en que mi Yo Superior es siempre mi instantáneo,
constante y generoso suplidor..
Yo...
tengo fe en que mi Yo Superior siempre abre mis caminos
aún cuando humanamente pareciera que no existieran vías.
Yo...
tengo fe en que mi Yo Superior siempre guía todos mis proyectos,
manteniendo mi salud, felicidad y prosperidad.
Yo...
tengo fe que mi paz interior stá siempre segura con la ayuda de mi Yo Superior,
quien es mi Yo más elevado y la parte de Dios que reside en mi.

Con licencia del gran espíritu que todo lo rige y todo lo gobierna
con licencia de la Madre Tierra, justa, generosa y dadivosa.
con licencia de los cuatro elementos, las cuatro direcciones magnéticas
y todos los Devas supralumínicos,
Yo....os saludo a todos y honro el hecho de estar junto a ustedes.

Con licencia de todos mis guardas y guías espirituales
y de la gran hermandad blanca,
Yo...., en esta hora y en este momento,
convoco a todos los seres de luz que tutelan mis caminos,
para pedirles afecto,bondad, comprensión, ayuda, consejos, informaicón, instrucción,
sabiduría, luz, mucha luz para que juntos recorramos la senda
que ha sido trazada por nosotros mismos
desde las más altas regiones del espíritu.

A través de ustedes Amados Guías Yo.....
me dirijo a la fuente creadora del espíritu.

Como el Ser multidimensional que soy, yo....
afirmo que yo soy sagrado y merezco estar aquí en la tierra,
para recibir respuestas de tí, querido Espíritu, mi magnífico socio.
¿Que puedo hacer para ser mejor socio tuyo?
¿Que es lo que quieres que yo sepa?
¿que debería hacer ahora?, ¿donde debería estar ahora?
¿cómo puedo hacer para que ocurran los eventos adecuados en mi vida?
Dame las instrucciones para actuar, dame la sincronicidad en mi vivir
que me muestre las respuestas y yo te responderé estando alerta
para evitar accientes en mi vida.

Yo....como el ser multidimensional que soy,
festejo mi compromiso de estar en este lugar, pues yo vivo en el ahora,
tengo mi paz, tengo la visión de la totalidad
y se que las soluciones están esperando hasta que yo llegue al ahora,
pues al planificar todas las pruebas que debía asumir en esta vida,
desde lo más profundo de mi sabiduría inter-dimensional,
yo creé todas las soluciones,
pues no hay lugar dentro de mi donde la creatividad deje de existir.

Yo....como el ser multidimensional que soy
borro ahora todos los ingredientes de todos mis antiguos contratos
y decreto ahora mi renuncia definitiva a todas las creencias,
implantadas o no, que yo puea tener;
yo decreto ahora mi renucnia definitiva a todos los votos y decretos
que haya pronunciado en el pasado, en cualquier tiempo y en cualquier instante,
principalmente aquellos que estén relacionado con pobreza, enfermedad, dolor,
sufrimiento, soledad emcional y vacío existencial.

Yo....renuncio a todos esos votos
y decreto que los libero definitivamente de mi,
sanando y limpiando los registros kármicos de todos mis procesos evolutivos.

Así mismo Yo...ahora revoco y cancelo definitivamente
cualquier posible permiso que yo haya podido otorgar conciente o inconcientemente
desde cualquiera de mis estados de cocniencia espirituales, astrales, oniricos,
emocionales o mentales para que se haya podido facilitar el alojamiento
principalmente en mi cuerpo áurico, en mis envolturas astrales o en cualquiera de mis
estados o niveles de mi ser de alguna entidad espiritual o astral de cualquier índole u
origen o de cualquiera forma de pensamiento que haya podido afectar el desempeño
equilibrado de mis centros energéticos, físicos, sexuales, emocionales y espirituales.

Yo...ahora decreto irrevocble y definitivamente la liberación definitia de cualquier
entidad astral o forma de pensamiento que haya podido alojarse en mi ser y ordeno su
retirada definitiva y permanente de todos mis estados de conciencia, sin que exista la
más remota posibilidad que regresen alguna vez, pues decreto que más que nunca
permitiré que eso ocurra,
pues mi yo superior es el único que puede dar esa autorización.
Por lo tanto en esta hora  e este momento yo te pido, mi yo superior, que cancelemos
cualquier permiso o acceso a cualquier forma  astral o de pensamiento que puedan
llegar a afectar mi estabilidad física, sexual, mental, emocional, astral o espiritual.

Yo....perdono, sano y libero a todo aquello que conciente o inconcientemente
pudiera retardar u obstaculizar la completa evolución de todos los niveles
multidimensionales de mi ser.

Yo .....como el ser multidimensional que soy
decreto ahora mi evolución personal, y por lo tanto,
yo co-creo mi futuro y  co-creo mi propia realidad,
pues siempre estoy en el sitio correcto en el momento apropiado.

En virtud de ello...yo....expreso ahora mi intención
de ir donde tenga que ser llevado de acuerdo al plan divino,
y pido que llegue hasta mi, juntos y sin esfuerzo,
solamente los conocimientos, las pesonas, las oportunidades
y los recursos materiales necesarios
que me permitan manifestar la Voluntad divina en esta realidad física.

Yo....como el ser multidimensional que soy,
elijo usar los nuevos dones del espíritu para mantenerme equilibrado
y para tener el poder de eliminar cualquier cosa negativa
que intente interponerse en mi camino.
Nada negativo puede perturbarme.
por lo tanto, co-creo que mi vibración cambie
y aumente paulatinamente a niveles más sutiles e inter-dimensionales.

Yo...co-creo mi sanación física y decreto el despertar de mi memoria celular.
En virtud de ello, de manera adecuada y sagrada me dirijo ahora a ti Querido Cuerpo:
Estamos juntos en esta vida y juntos nos sanamos a nosotros mismos,
juntos tenemos el poder de inmunizarnos de cualquier proceso
que pueda deteriorar la salud de nuestro sistema físico.

Juntos nos regeneramos, juntos nos rejuvenecemos
y juntos tenemos el poder de retardar la liberación de la química hormonal
que envejece, pues juntos desactivamos por tiempo indeterminado
el envejecimiento de nuestras células, tejidos, órganos y funciones
y reconectarnos en nuestro Ser, en forma armónica y equilibrada,
los doce códigos del ADN, para alcanzar los doce niveles superiores
de conocimiento emocional, espiritual, fisico y mental.

Asi mismo, juntos ahora activamos el crecimiento y funcionamiento
de nuestra glándula pineal, para sentir las frecuencias más altas de pensamiento
que proporciona el conocimiento
y para poner en marcha el proceso de ascensión
que está grabado en nuesrtro ADN.
Ahora cada célula de nosotros lo sabe,
proclama su intención y actúa en consecuencia,
manteniendo niveles óptimos de constante buena salud
y rejuvenecimiento físico, mental, emocional y espiritual de nuestros sistemas.

Yo...creo a mi mundo, soy libre del espacio
y del tiempo y soy parte del Todo lo que Es.
Yo honro esta tierra, honro mi propia existencia,
vivo en el ahora y acepto mi realidad presente.
Acepto lo que tengo, acepto lo que soy y acepto Ser,
pues yo se que la gratitud por el momento presente
y por la plenitud de la vida ahora,
es la verdadera prosperidad que continuamente se me manifiesta de muchas formas.
Asi mismo, yo estoy en contacto permanente con todos los niveles
de mi Yo Multidimensional que disfruta de toda prosperidad material,
la cual se manifiesta totalmente en el nivel multidimensional
donde se encientra esta parte expandida de mi, aquí, ahora, en el plano tierra.

Yo... merezco estar aquí ahora y soy merecedor de muchas cosas buenas.
Por tanto me abro y comprendo que merezco disponer de plena abundancia
para suplir todos mis deseos y necesidades, y comprendo que el espíritu
está aquí para darme amor, paz, equilibrio, salud y prosperidad.
Solamente las cosas buenas se adhieren a mi,
pues yo soy una pieza de la totalidad y soy perfecto ante la vista del espíritu.
Ninguna palabra humana puede cambiar el  Yo Soy,
pues Yo Soy el que Soy y merezco estar ahora en este hermoso lugar llamado tierra.

Yo soy el que Soy.
Yo Soy Todo lo que Soy
Yo Soy todo lo que Soy y Todo lo que Es.
Yo Soy Uno con el Todo.

De acuerdo al plan y la voluntad divina, Yo....
como el Ser multidimensional que Soy, convoco a todos los Maestros Ascendidos
y a todos los seres de luz que están involucrados
con los conocimientos que deba recibir,
a que me trasmitan la totalidad de dichos conocimientos en los niveles adecuados
y me indiquen cómo proceder para su interpretación, aplicación y divulgación,
para así honrar y co-crear armoniosamente
el matrimonio total con el contrato de aprendizaje
que Yo mismo he suscrito con el Espíritu.
En nombre del Espíritu Yo...... co-creo que enfrento el cambio sin temor
y sin participar en ningina situación apocalíptica colectiva.

En nombre del Espíritu Yo....co-creo las cualidades del perdón
y la compasión incondicional, el amor inter e intrapersonal
y la perfecta salud fisica, mental y espiritual.

En nombre del espíritu Yo....co-creo la obstención del conocimiento
de esta nueva energía, con todos su alcances,
con todas sus herramientas y en el más puro amor,
para utilizarlo para mi propio bien, mi sabiduría, mi maestría
y para la gupia y el bien de toda la humanidad.

En nombe del espíritu Yo....co-creo la mas alta energía espiritual creadora
de todo tipo de recursos intelectuales, espirituales y materiales,
para divulgar correctamente, apropiadamente y en desapego
todos los conocimientos que se me indiquen y para obtener sin esfuerzo
todos los recursos financieros que sean necesarios para realizar correcta y apropiadamente mi misión, para vivir holgadamente,
con calidad de vida, y para compartir con otros mi prosperidad material.

Las cosas nunca sean aquello que parezcan...
Por tanto yo....como el Ser multidimensional que Soy,
en esta hora y en este momento, pido ser envuelto
en la luz blanca dorada de la creación, para trabajar integralmente
con la divina presencia, por encima de mis probables creencias o limitaciones
para estar permanentemente conectado con alta precepción y adecuada expresión,
para actuar siempre de acuerdo al Plan Divino de la Luz, honrando al espíritu
y a los designios superiores del Plan Maestro del Todo lo que Es.

Yo....libero completamente y con total confianza
el resultado de esta afirmación.
lo coloco en las manos del espíritu, de mi Yo Multidimensional
y me desapego del proceso.
Así es

Canalizado por Mario Liani a través de la energía de Kryon
Gracias Mario por tu autorización y por Unirte a nosotros en la Unidad del Todo lo que Es
SOMOS UNO
 
NAMASTÉ
 Abrazamos a cada uno de Ustedes
Celena y Raúl

martes, 28 de diciembre de 2010

7 LEY ESPIRITUAL...LEY DEL DHARMA O PROPÓSITO EN LA VIDA


Todo el mundo tiene un propósito en la vida... un don único o talento especial para ofrecer a los demás. Y cuando combinamos ese talento único con el servicio a los demás, experimentamos el éxtasis y el júbilo de nuestro propio espíritu, que es la meta última de todas las metas.

La séptima ley espiritual del éxito es la ley del dharma. "Dharma" es un vocablo sánscrito que significa "propósito en la vida". Esta ley dice que nos hemos manifestado en forma física para cumplir un propósito. El campo de la potencialidad pura es la divinidad en su esencia, y la divinidad adopta la forma humana para cumplir un propósito.

De acuerdo con esta ley, cada uno de nosotros tiene un talento único y una manera única de expresarlo. Hay una cosa que cada individuo puede hacer mejor que cualquier otro en todo el mundo - y por cada talento único y por cada expresión única de dicho talento, también existen unas necesidades únicas. Cuando estas necesidades se unen con la expresión creativa de nuestro talento, se produce la chispa que crea la abundancia. El expresar nuestros talentos para satisfacer necesidades, crea riqueza y abundancia sin límites.

Si pudiéramos enseñarles a los niños desde el principio esta manera de pensar, veríamos el efecto que esto tendría en su vida. En realidad, yo lo hice con mis hijos. Les dije una y otra vez que había una razón para que ellos estuvieran aquí, y que ellos debían descubrir esa razón por sí mismos. Eso fue algo que oyeron desde los cuatro años. También les enseñé a meditar cuando tenían aproximadamente esa edad, y les dije: "No quiero que se preocupen, nunca, por ganarse la vida. Si cuando sean mayores no pueden ganarse la vida, yo les daré lo necesario, de manera que no se preocupen por eso. No quiero que se concentren en ser los mejores de la escuela, en obtener las mejores notas o en ir a la mejor universidad. En lo que realmente quiero que se concentren es en preguntarse a sí mismos cómo pueden servir a la humanidad y cuáles son sus talentos únicos. Porque cada uno de ustedes tiene un talento único que nadie más tiene, y una manera especial de expresarlo, que tampoco tiene nadie más". Mis hijos acabaron estudiando en las mejores escuelas, obteniendo las mejores notas e incluso en la universidad son los únicos que son económicamente autosuficientes, porque ellos tienen su atención puesta en el propósito por el cual están aquí. Ésta, entonces, es la ley del dharma.

La ley del dharma tiene tres componentes. El primero dice que cada uno de nosotros está aquí para descubrir su verdadero yo, para descubrir por su cuenta que el verdadero yo es espiritual y que somos en esencia seres espirituales que han adoptado una forma física para manifestarse. No somos seres humanos que tienen experiencias espirituales ocasionales, sino todo lo contrario: somos seres espirituales que tienen experiencias humanas ocasionales.

Cada uno de nosotros está aquí para descubrir su yo superior o su yo espiritual. Esa es la primera forma de cumplir la ley del dharma. Debemos descubrir por nuestra cuenta que dentro de nosotros hay un dios en embrión que desea nacer para que podamos expresar nuestra divinidad.

El segundo componente de la ley del dharma es la expresión de nuestro talento único. La ley del dharma dice que todo ser humano tiene un talento único. Cada uno de nosotros tiene un talento tan único en su expresión que no existe otro ser sobre el planeta que tenga ese talento o que lo exprese de esa manera. Eso quiere decir que hay una cosa que podemos hacer, y una manera de hacerlo, que es mejor que la de cualquier otra persona, en este planeta. Cuando estamos desarrollando esa actividad, perdemos la noción del tiempo. La expresión de ese talento único - o más de uno, en muchos casos - nos introduce en un estado de conciencia atemporal.

El tercer componente de la ley del dharma es el servicio a la humanidad - servir a los demás seres humanos y preguntarse: "¿Cómo puedo ayudar? ¿Cómo puedo ayudar a todas las personas con quienes tengo contacto?" Cuando combinamos la capacidad de expresar nuestro talento único con el servicio a la humanidad, usamos plenamente la ley del dharma. Y cuando unimos esto al conocimiento de nuestra propia espiritualidad, el campo de la potencialidad pura, es imposible que no tengamos acceso a la abundancia ilimitada, porque ésa es la verdadera manera de lograr la abundancia.

Y no se trata de una abundancia transitoria; ésta es permanente en virtud de nuestro talento único, de nuestra manera de expresarlo y de nuestro servicio y dedicación a los demás seres humanos, que descubrimos preguntando: "¿Cómo puedo ayudar?", en lugar de: "¿Qué gano yo con eso?"

La pregunta "¿Qué gano yo con eso?" es el diá­logo interno del ego. La pregunta "¿Cómo puedo ayudar?" es el diálogo interno del espíritu. El es­píritu es ese campo de la conciencia en donde experimentamos nuestra universalidad. Con sólo cambiar el diálogo interno y no preguntar "¿Qué gano yo con eso?" sino "¿Cómo puedo ayudar?", automáticamente vamos más allá del ego para en­trar en el campo del espíritu. Y aunque la medita­ción es la manera más fácil de entrar en el campo del espíritu, el simple hecho de cambiar nuestro diálogo interno de esta manera también nos brin­da acceso al espíritu, ese campo de la conciencia donde experimentamos nuestra universalidad.

CÓMO APLICAR LA LEY DEL "DHARMA" O PROPÓSITO EN LA VIDA

Pondré a funcionar la ley del dharma comprometiéndome a hacer lo siguiente:

1) Hoy cultivaré con amor al dios en embrión que reside en el fondo de mi alma. Prestaré atención al espíritu interior que anima tanto a mi cuerpo como a mi mente. Despertaré a esa quietud profunda del interior de mi corazón. Mantendré la conciencia del ser atemporal y eterno, en medio de la experiencia limitada por el tiempo.

2) Haré una lista de mis talentos únicos. Después haré una lista de las cosas que me encanta hacer cuando estoy expresando mis talentos únicos. Cuando expreso mis talentos únicos y los utilizo en servicio de la humanidad, pierdo la noción del tiempo y produzco abundancia tanto en mi vida como en la vida de los demás.

3) Todos los días me preguntaré: "¿Cómo puedo servir?" y "¿Cómo puedo ayudar?" Las respuestas a estas preguntas me permitirán ayudar y servir con amor a los demás seres humanos.

Te abrazamos en este Despertar, esperamos que la luz de estas leyes expandan tu escucha espiritual.
NAMASTÉ
Celena y Raúl

martes, 14 de diciembre de 2010

6° LEY DEL DESAPEGO

La sabiduría de la incertidumbre reside en el desapego... en la sabiduría de la incertidumbre reside la liberación del pasado, de lo conocido, que es la prisión del condicionamiento anterior.
Y en nuestro deseo de ir hacia lo desconocido, el campo de todas las posibilidades, nos entregamos a la mente creativa, que orquesta la danza del universo.

Como dos aves doradas posadas en el mismo árbol, el ego y el yo, íntimos amigos, viven en el mismo cuerpo. El primero come los frutos dulces y amargos del árbol de la vida., mientras que el segundo observa con indiferencia.
Upanishad Mundaka

La sexta ley espiritual del éxito es la ley del desapego. Esta ley dice que para adquirir cualquier cosa en el universo físico, debemos renunciar a nuestro apego a ella. Esto no significa que renunciemos a la intención de cumplir nuestro deseo. No renunciamos a la intención ni al deseo; renunciamos al interés por el resultado.

Es grande el poder que se deriva de esto. Tan pronto como renunciamos al interés por el resultado, combinando al mismo tiempo la intención concentrada y el desapego, conseguimos lo que deseamos. Podemos conseguir cualquier cosa que deseemos a través del desapego, porque éste se basa en la confianza incuestionable en el poder del verdadero yo. El apego, en cambio, se basa en el temor y en la inseguridad - y la necesidad de sentir seguridad emana del desconocimiento del verdadero yo.

La fuente de la abundancia, de la riqueza o de cualquier cosa en el mundo físico es el yo; es la conciencia que sabe cómo satisfacer cada necesidad. Todo lo demás es un símbolo: vehículos, casas, cheques, ropa, aviones. Los símbolos son transitorios; llegan y se van. Perseguir símbolos es como contentarse con el mapa en lugar del territorio. Es algo que produce ansiedad y acaba por hacernos sentir vacíos y huecos por dentro, porque cambiamos el yo por los símbolos del yo.

El apego es producto de la conciencia de la pobreza, porque se interesa siempre por los símbolos. El desapego es sinónimo de la conciencia de la riqueza, porque con él viene la libertad para crear. Sólo a partir de un compromiso desprendido, podemos tener alegría y felicidad. Entonces,

los símbolos de la riqueza aparecen espontáneamente y sin esfuerzo. Sin desapego somos prisioneros del desamparo, la desesperanza, las necesidades mundanas, los intereses triviales, la desesperación silenciosa y la gravedad - características distintivas de una existencia mediocre y una conciencia de la pobreza.

La verdadera conciencia de la riqueza es la capacidad de tener todo lo que deseamos, cada vez que lo deseamos, y con un mínimo de esfuerzo. Para afianzarnos en esta experiencia es necesario afianzarnos en la sabiduría de la incertidumbre. En la incertidumbre encontraremos la libertad para crear cualquier cosa que deseemos.

La gente busca constantemente seguridad, pero con el tiempo descubriremos que esa búsqueda es en realidad algo muy efímero. Hasta el apego al dinero es una señal de inseguridad. Uno podría decir: "Me sentiré seguro cuando tenga X cantidad de dinero porque entonces tendré independencia económica y podré jubilarme. Y entonces haré todo lo que he querido hacer siempre". Pero eso es algo que nunca sucede - que nunca llega.

Quienes buscan la seguridad la persiguen durante toda la vida sin encontrarla jamás. La seguridad es evasiva y efímera porque no puede depender exclusivamente del dinero. El apego al dinero siempre creará inseguridad, no importa cuánto dinero se tenga en el banco. De hecho, algunas de las personas que más dinero tienen son las más inseguras.

La búsqueda de la seguridad es una ilusión. Según las antiguas tradiciones de sabiduría, la solución de todo este dilema reside en la sabiduría de la inseguridad o la sabiduría de la incertidumbre. Esto significa que la búsqueda de seguridad y de certeza es en realidad un apego a lo conocido. ¿Y qué es lo conocido? Lo conocido es el pasado. Lo conocido no es otra cosa que la prisión del condicionamiento anterior. Allí no hay evolución -absolutamente ninguna evolución. Y cuando no hay evolución, sobrevienen el estancamiento, el desorden, el caos y la decadencia.

La incertidumbre, por otra parte, es el suelo fértil de la creatividad pura y de la libertad. La incertidumbre es penetrar en lo desconocido en cada momento de nuestra existencia. Lo desconocido es el campo de todas las posibilidades, siempre fresco, siempre nuevo, siempre abierto a la creación de nuevas manifestaciones. Sin la incertidumbre y sin lo desconocido, la vida es sólo una vil repetición de recuerdos gastados. Nos convertimos en víctimas del pasado, y nuestro torturador de hoy es el yo que ha quedado de ayer.

Renunciemos a nuestro apego a lo conocido y adentrémonos en lo desconocido, así entraremos en el campo de todas las posibilidades. La sabiduría de la incertidumbre jugará un importante papel en nuestro deseo de entrar en lo desconocido. Esto significa que en cada momento de nuestra vida habrá emoción, aventura, misterio; que experimentaremos la alegría de vivir: la magia, la celebración, el júbilo y el regocijo de nuestro propio espíritu.

Cada día podemos buscar la emoción de lo que puede ocurrir en el campo de todas las posibilidades. Si nos sentimos inseguros, estamos en el camino correcto - no nos demos por vencidos. En realidad no necesitamos tener una idea rígida y completa de lo que haremos la semana próxima o el año próximo, porque si tenemos una idea clara de lo que ha de suceder y nos aferramos rígidamente a ella, dejaremos por fuera un enorme abanico de posibilidades.

La ley del desapego acelera el proceso total de la evolución. Cuando entendemos esta ley, no nos sentimos obligados a forzar las soluciones de los problemas. Cuando forzamos las soluciones, solamente creamos nuevos problemas. Pero si fijamos nuestra atención en la incertidumbre y la observamos mientras esperamos ansiosamente a que la solución surja de entre el caos y la confusión, entonces surgirá algo fabuloso y emocionante.

Cuando este estado de vigilancia - nuestra preparación en el presente, en el campo de la incertidumbre - se suma a nuestra meta y a nuestra intención, nos permite aprovechar la oportunidad. ¿Qué es la oportunidad? Es lo que está contenido en cada problema de la vida. Cada problema que se nos presenta en la vida es la semilla de una oportunidad para algún gran beneficio. Una vez que tengamos esta percepción, nos abriremos a toda una gama de posibilidades - lo cual mantendrá vivos el misterio, el asombro, la emo¬ción y la aventura.

Podremos ver cada problema de la vida como la oportunidad de algún gran beneficio. Habiéndonos afianzado en la sabiduría de la incertidumbre, podremos permanecer alerta a las oportunidades. Y, cuando nuestro estado de preparación se encuentre con la oportunidad, la solución aparecerá espontáneamente.

Lo que resulta de esto es lo que denominamos comúnmente "buena suerte". La buena suerte no es otra cosa que la unión del estado de preparación con la oportunidad. Cuando los dos se mezclan con una vigilancia atenta del caos, surge una solución que trae beneficio y evolución para nosotros y para todos los que nos rodean. Ésta es la receta perfecta para el éxito, y se basa en la ley del desapego

CÓMO APLICAR LA LEY DEL DESAPEGO
Pondré a funcionar la ley del desapego comprometiéndome a hacer lo siguiente:

1) Hoy me comprometeré con el desapego. Me permitiré y les permitiré a los que me rodean la libertad de ser como somos. No impondré tercamente mi opinión de cómo deben ser las cosas. No forzaré las soluciones de los problemas, y, por tanto, no crearé con eso otros nuevos. Participaré en todo con absoluto desprendimiento.

2) Hoy convertiré a la incertidumbre en un elemento esencial de mi experiencia. Y gracias a esa disponibilidad para aceptar la incertidumbre, las soluciones surgirán espontáneamente de los problemas, de la confusión, del desorden y del caos. Cuanto más inciertas parezcan las cosas, más seguro me sentiré porque la incertidumbre es el camino hacia la libertad. Por medio de la sabiduría de la incertidumbre, encontraré mi seguridad.

3) Penetraré en el campo de todas las posibilidades y esperaré la emoción que tiene lugar cuando me mantengo abierto a una infinidad de alternativas. Cuando entre en el campo de todas las posibilidades, experimentaré todo el regocijo, la aventura, la magia y el misterio de la vida.

Los invitamos a vivir el Desapego y  la incertidumbre en nuestra nueva Co-creación Universal
NAMASTÉ
Celena y Raúl

domingo, 7 de noviembre de 2010

5° LEY DE LA INTENCIÓN Y EL DESEO...

Inmanente en toda intención y en todo deseo está el mecanismo para su realización... la intención y el deseo en el campo de la potencialidad pura tienen un infinito poder organizador.
Y cuando introducimos una intención en el suelo fértil de la potencialidad pura, ponemos a trabajar para nosotros ese infinito poder organizador.
En el principio era el deseo, primera semilla de la mente; los sabios, habiendo meditado en su corazón, descubrieron por su sabiduría la conexión entre lo existente y lo inexistente.

- Himno de la Creación, Rig Veda

La quinta ley espiritual del éxito es la ley de la intención y el deseo. Esta ley se basa en el hecho de que la energía y la información existen en todas partes en la naturaleza. En efecto, a nivel del campo cuántico solamente hay energía e información. Campo cuántico es sólo otra manera de denominar el campo de la conciencia pura o de la potencialidad pura. Y en este campo cuántico influyen la intención y el deseo. Examinemos este proceso en detalle.

Cuando una flor, un arco iris, un árbol, una hoja de hierba, un cuerpo humano se descomponen en sus partes esenciales, vemos que éstas son energía e información. Todo el universo, en su naturaleza esencial, es el movimiento de la energía y la información. La única diferencia entre nosotros y un árboles el contenido de información y de energía de nuestros respectivos cuerpos.

En el plano material, tanto nosotros como el árbol estamos hechos de los mismos elementos reciclados: principalmente carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y otros elementos en cantidades minúsculas. Estos elementos se podrían comprar en un laboratorio. Por tanto, la diferencia entre nosotros y el árbol no reside en el carbono, o en el hidrógeno o en el oxígeno. De hecho, nosotros y el árbol intercambiamos constantemente nuestro carbono y nuestro oxígeno. La verdadera diferencia entre los dos está en la energía y en la información.
En el orden general de la naturaleza, nosotros, los seres humanos, pertenecemos a una especie privilegiada. Tenemos un sistema nervioso capaz de tomar conciencia del contenido de energía e información de ese campo particular que da origen a nuestro cuerpo físico. Experimentamos ese campo subjetivamente en forma de pensamientos, sentimientos, emociones, deseos, recuerdos, instintos, impulsos y creencias. Este mismo campo es percibido objetivamente como el cuerpo físico - y por medio del cuerpo, percibimos ese campo como el mundo. Pero todo está hecho de lo mismo. Por eso los antiguos videntes exclamaban: "Yo soy eso, usted es eso, todo esto es eso, y eso es todo lo que existe".

Nuestro cuerpo no es independiente del cuerpo del universo, porque al nivel de la mecánica cuántica no existen fronteras bien definidas. Somos como una onda, una ola, una fluctuación, una circunvolución, un remolino, una perturbación localizada en un campo cuántico más grande. Ese campo cuántico más grande - el universo - es nuestro cuerpo ampliado.

El sistema nervioso humano no solamente es capaz de tomar conciencia de la información y de la energía de su propio campo cuántico, sino que, como la conciencia humana es infinitamente flexible a través de ese maravilloso sistema nervioso, podemos cambiar conscientemente el contenido de información que da origen a nuestro cuerpo físico. Podemos cambiar conscientemente el contenido de energía y de información de nuestro propio cuerpo de mecánica cuántica y, por tanto, influir en el contenido de energía y de información de nuestro cuerpo ampliado - nuestro entorno, el mundo - y hacer que sucedan cosas en él.

Este cambio consciente se logra a través de las dos cualidades inherentes a la conciencia: la atención y la intención. La atención da energía, y la intención transforma. Cualquier cosa a la cual prestemos atención, crecerá con más fuerza en nuestra vida. Cualquier cosa a la cual dejemos de prestar atención, se marchitará, se desintegrará y desaparecerá. Por otro lado, la intención estimula la transformación de la energía y de la información. La intención organiza su propia realización.

El acto de dirigir la intención sobre el objeto de la atención desencadenará una infinidad de sucesos espacio-temporales orientados a producir el resultado buscado, siempre y cuando que uno cumpla las otras leyes espirituales del éxito. Esto se debe a que la intención, dirigida sobre el cam­po fértil de la atención, tiene un infinito poder organizador. Infinito poder organizador significa poder para organizar una infinidad de sucesos es­pacio-temporales, todos al mismo tiempo. Vemos la expresión de este infinito poder organizador en cada hoja de hierba, en cada flor de manzano, en cada célula de nuestro cuerpo. Lo vemos en todo lo que vive.

La intención sienta las bases para el flujo fácil, espontáneo y suave de la potencialidad pura, que busca pasar de lo inmanifiesto a lo manifiesto. La única advertencia es que utilicemos nuestra intención para beneficio de la humanidad; pero eso es algo que sucede espontáneamente cuando uno está alineado con las siete leyes espirituales del éxito.

La intención es el verdadero poder detrás del deseo. La sola intención es muy poderosa, porque es deseo sin apego al resultado. El solo deseo es débil, porque en la mayoría de los casos es aten­ción con apego. La intención es desear respetan­do estrictamente todas las demás leyes, pero en particular la sexta ley espiritual del éxito: la ley del desapego.

La intención focalizada es la atención que no se aparta de su propósito. Tener una intención focalizada significa mantener nuestra atención en el resultado que perseguimos, con un propósito tan inflexible que impida completamente que cualquier obstáculo consuma o disipe la concen­tración de nuestra atención. Se eliminan de la conciencia todos los obstáculos, de manera total y completa. Así podemos mantener una sereni­dad inconmovible, a la vez que mantenemos con pasión intensa el compromiso con nuestro obje­tivo. Éste es, simultáneamente, el poder de la conciencia sin apego y la intención focalizada

Aprendamos a aprovechar el poder de la intención, y podremos crear cualquier cosa que deseemos. Todavía será posible obtener resultados a través del esfuerzo y la constancia, pero a un precio; ese precio puede ir desde la tensión emocional hasta una enfermedad cardíaca o un trastorno de la función del sistema inmunológico. Es mucho mejor dar los siguientes cinco pasos para poner en práctica la ley de la intención y el deseo. Cuando sigamos estos cinco pasos para cumplir nuestros deseos, la intención generará su propio poder.
1) Entremos en el espacio de la conciencia pura. Eso significa ubicarnos en medio de ese espacio silencioso que hay entre los pensamientos, entrar en el silencio - ese nivel de sólo ser que es nuestro estado esencial.

2) Una vez establecidos en ese estado de sólo ser, liberemos nuestras intenciones y nuestros deseos. Cuando uno está realmente en ese espacio, no hay pensamiento, no hay intención; pero en cuanto sale de él - en esa unión entre el espacio silencioso y un pensamiento - es posible introducir la intención. Si tenemos una serie de metas, escribámoslas y concentremos nuestra intención en ellas antes de entrar en el espacio silencioso. Si deseamos una carrera de éxito, por ejemplo, debemos entrar en el espacio silencioso con esa intención, y así la intención ya estará allí como una tenue llama vacilante en nuestra conciencia. Liberar las intenciones y los deseos en este espacio significa sembrarlos en el suelo fértil de la potencialidad pura y esperar a que florezcan en el momento propicio. No es conveniente desenterrar las semillas de los deseos para ver si están creciendo, o aferrarse rígidamente a la manera como deberán desarrollarse. Lo único que hay que hacer es dejarlas libres.

3) Permanezcamos en el estado de auto-referencia. Esto significa permanecer establecidos en la conciencia de nuestro verdadero yo - nuestro espíritu, nuestra conexión con el campo de la potencialidad pura. También significa no vernos a nosotros mismos a través de los ojos del mundo, o dejarnos influir por las opiniones y las críticas de los demás. Una buena manera de mantener el estado de autoreferencia es no divulgar nuestros deseos; no compartirlos con nadie, a menos que la otra persona tenga exactamente los mismos deseos que nosotros y entre los dos exista una unión fuerte.

4) Renunciemos a nuestro apego al resultado. Esto significa renunciar a nuestro rígido interés por un resultado específico y vivir en la sabiduría de la incertidumbre. Significa disfrutar cada momento de la jornada de la vida, aunque desconozcamos el desenlace.

5) Dejemos que el universo se encargue de los detalles. Nuestras intenciones y nuestros deseos, una vez liberados en el espacio silencioso, tienen un infinito poder organizador.

Confiemos en que ese infinito poder organizador de la intención orquestará todos los detalles por nosotros.

Recordemos que nuestra verdadera naturaleza es el espíritu puro. Llevemos la conciencia de este espíritu a donde quiera que vayamos, liberemos suavemente nuestros deseos, y el universo manejará los detalles por nosotros.

CÓMO APLICAR LA LEY DE LA INTENCIÓN Y EL DESEO
Pondré a funcionar la ley de la intención y el deseo comprometiéndome a hacer lo siguiente:

1) Haré una lista de todos mis deseos, y la llevaré a donde quiera que vaya. Miraré la lista antes de entrar en mi silencio y mi meditación. La miraré antes de dormir por la noche. La miraré al despertar por la mañana.

2) Liberaré esta lista de mis deseos y la entregaré al seno de la creación, confiando en que cuando parezca que las cosas no están saliendo bien, hay una razón, y en que el plan cósmico tiene para mí unos designios mucho más importantes que los que yo he concebido.

3) Recordaré practicar la conciencia del momento presente en todos mis actos. No permitiré que los obstáculos consuman o disipen la concentración de mi atención en el momento presente. Aceptaré el presente tal como es, y proyectaré el futuro a través de mis intenciones y mis deseos más profundos y queridos.

Te abrazamos en este camino del Despertar y la conexión universal
NAMASTÉ
Celena y Raúl

martes, 5 de octubre de 2010

4° LEY DEL MENOR ESFUERZO....

La inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad... con despreocupación, con armonía y con amor.
Y cuando aprovechamos las fuerzas de la armonía, la alegría y el amor, creamos éxito y buena fortuna con gran facilidad.
Un ser integral conoce sin viajar, ve sin mirar,
y realiza sin hacer.
Lao-TSE
La cuarta ley espiritual del éxito es la ley del menor esfuerzo. Esta ley se basa en el hecho de que la inteligencia de la naturaleza funciona con toda facilidad y despreocupación. Ése es el principio de la menor acción, de la no resistencia. Por consiguiente, es el principio de la armonía y el amor. Cuando aprendemos esta lección que nos enseña la naturaleza, satisfacemos con facilidad nuestros deseos.
Si observamos la naturaleza, veremos que ella utiliza un esfuerzo mínimo para funcionar. La hierba no tiene que hacer ningún esfuerzo para crecer; sencillamente, crece. Los peces no se esfuerzan para nadar; sencillamente, nadan. Las flores no hacen ningún esfuerzo para abrirse; sencillamente, se abren. Las aves no se esfuerzan para volar; sencillamente, vuelan. Ésa es su naturaleza intrínseca. La Tierra no se esfuerza para girar sobre su eje; es su naturaleza girar a velocidad verti¬ginosa en el espacio. Es la naturaleza de un bebé estar siempre en estado de dicha. Es la naturaleza del sol brillar. Es la naturaleza de las estrellas titilar y destellar. Y es la naturaleza humana hacer que los sueños se conviertan en realidad, con facilidad y sin esfuerzo.

En la ciencia védica, la filosofía milenaria de la India, este principio se conoce como economía de esfuerzo, o "hacer menos para lograr más". Al final, llegamos al estado en que sin hacer nada lo realizamos todo. Esto significa que una ligera idea puede convertirse en realidad sin esfuerzo alguno. Lo que conocemos normalmente como "milagros" son en realidad manifestaciones de la ley del menor esfuerzo.

La inteligencia de la naturaleza funciona sin esfuerzo, sin resistencia, espontáneamente. No es lineal; es intuitiva, holística y estimulante. Y cuando estamos en armonía con la naturaleza, cuando estamos seguros del conocimiento de nuestro verdadero yo, podemos utilizar la ley del menor esfuerzo.
Es mínimo el esfuerzo que hacemos cuando nuestros actos brotan del amor, porque es la energía del amor la que aglutina la naturaleza. Cuando tratamos de conseguir el poder para controlar a los demás, gastamos energía. Cuando buscamos el dinero o el poder para satisfacer al ego, gastamos energía persiguiendo la ilusión de la felicidad, en lugar de disfrutar la felicidad del momento. Cuando anhelamos el dinero para beneficio personal únicamente, cortamos el flujo de energía hacia nosotros e impedimos la expresión de la inteligencia de la naturaleza. Pero cuando nuestras actuaciones nacen del amor, no hay desperdicio de energía. Cuando nuestros actos brotan del amor, la energía se multiplica y se acumula - y el exceso de energía que recogemos y disfrutamos puede canalizarse para crear cualquier cosa que deseemos, incluida la riqueza sin límites.
Podemos considerar el cuerpo como un aparato para controlar la energía: puede generar, almacenar y gastar energía. Si sabemos cómo generar, almacenar y gastar la energía de una manera eficiente, podemos crear cualquier cantidad de riqueza. Fijar nuestra atención en el ego consume la mayor parte de la energía. Cuando nuestro punto interno de referencia es el ego, cuando buscamos poder y control sobre los demás, o la aprobación del resto del mundo, desperdiciamos nuestra energía.

Sin embargo, cuando liberamos esa energía podemos recanalizarla para crear cualquier cosa que deseemos. Cuando nuestro punto interno de referencia es nuestro espíritu, cuando nos volvemos inmunes a la crítica y perdemos el temor a los desafíos, podemos aprovechar el poder del amor y utilizar creativamente la energía para vivir la abundancia y la evolución.
En El arte de soñar, don Juan le dice a Carlos Castañeda: "Gastamos la mayor parte de nuestra energía sosteniendo nuestra importancia... Si pudiéramos perder parte de esa importancia, nos sucederían dos cosas extraordinarias. Una, liberaríamos la energía que se mantiene atada alimentando la idea ilusoria de nuestra grandeza; y dos, nos proveeríamos de suficiente energía para ... vislumbrar la grandeza real del universo".

La ley del menor esfuerzo tiene tres componentes - tres cosas que podemos hacer para poner en funcionamiento este principio de "hacer menos para lograr más". El primer componente es la aceptación. Aceptar significa sencillamente contraer un compromiso: "Hoy aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los hechos tal como se presenten". Eso significa que sabremos que este momento es como debe ser, porque todo el universo es como debe ser. Este mo¬mento - el que estamos viviendo ahora mismo - es la culminación de todos los momentos que hemos vivido en el pasado. Este momento es como es porque todo el universo es como es.

Cuando luchamos contra este momento, en realidad luchamos contra todo el universo. En lugar de eso, podemos tomar la decisión de no luchar hoy contra todo el universo, no luchando contra este momento. Eso significa que nuestra aceptación de este momento es total y completa. Aceptamos las cosas como son, no como quisiéramos que fueran, en este momento. Es importante comprender esto: podemos desear que las cosas sean diferentes en el futuro, pero en este momento debemos aceptarlas como son.

Cuando nos sintamos frustrados o estemos molestos a causa de una persona o una situación, recordemos que nuestra reacción no es contra la persona o la situación, -sino contra nuestros sentimientos acerca de esa persona o esa situación. Ésos son nuestros sentimientos, y nadie tiene la culpa de ellos. Cuando reconozcamos y comprendamos esto plenamente, estaremos listos para asumir la responsabilidad de lo que sentimos y para cambiarlo. Y si podemos aceptar las cosas como son, estaremos listos para asumir la responsabilidad de nuestra situación y de todos los sucesos que percibimos como problemas.

Esto nos lleva al segundo componente de la ley del menor esfuerzo: la responsabilidad. ¿Qué significa responsabilidad? Significa no culpar a nadie o a nada - ni siquiera a nosotros mismos - de nuestra situación. Una vez aceptado un suceso, un problema o una circunstancia, responsabilidad significa la capacidad de tener una respuesta creativa a la situación tal como es en este momento. En todos los problemas hay un principio de oportunidad, y esta conciencia nos permite aprovechar el momento y transformarlo en una situación o una cosa mejor.

Cuando hacemos esto, toda situación supuestamente enojosa se convertirá en una oportunidad para crear algo nuevo y bello; y todo supuesto torturador o tirano se convertirá en maestro. La realidad es una interpretación. Y si optamos por interpretar la realidad de esta manera, tendremos muchos maestros a nuestro alrededor, y muchas oportunidades para evolucionar.

Siempre que enfrentemos a un tirano, torturador, maestro, amigo o enemigo (todos son la misma cosa), recordemos: "Este momento es como debe ser". Cualesquiera que sean las relaciones que tengamos en este momento de nuestra vida, son precisamente las que necesitamos en este momento. Hay un significado oculto detrás de todos los acontecimientos, y ese significado oculto está trabajando a favor de nuestra evolución.

El tercer componente de la ley del menor esfuerzo es asumir una actitud no defensiva, lo que significa que nuestra conciencia abandona su actitud defensiva y nosotros renunciamos a la necesidad de convencer o persuadir a los demás de que nuestro punto de vista es el correcto. Si observamos a las personas que nos rodean, veremos que ellas pasan el noventa y nueve por ciento del tiempo defendiendo sus puntos de vista. Si sencillamente renunciamos a la necesidad de defender nuestro punto de vista, a través de esa renuncia lograremos acceso a una cantidad enorme de energía que anteriormente desperdiciábamos.

Cuando estamos a la defensiva, cuando culpamos a los demás y no aceptamos ni nos rendimos ante el momento, nuestra vida se llena de resistencia. Cada vez que encontremos resistencia, reconozcamos que forzar la situación sólo aumentará la resistencia. No es bueno alzarse rígido como un gran roble que se agrieta y sucumbe a la tempestad; al contrario, debemos tratar de ser flexibles como la caña que se dobla en la tormenta y sobrevive.

CÓMO APLICAR LA LEY DEL MENOR ESFUERZO
Pondré a funcionar la ley del menor esfuerzo comprometiéndome a hacer lo siguiente:
1) Practicaré la aceptación. Hoy aceptaré a las personas, las situaciones, las circunstancias y los sucesos tal como se presenten. Sabré que este momento es como debe ser, porque todo el universo es como debe ser. No lucharé contra todo el universo poniéndome en contra del momento presente. Mi aceptación es total y completa. Acepto las cosas como son en este momento, no como me gustaría que fueran.


2) Habiendo aceptado las cosas como son, aceptaré la responsabilidad de mi situación y de todos los sucesos que percibo como problemas. Sé que asumir la responsabilidad significa no culpar a nada ni a nadie de mi situación (y eso me incluye a mí). También sé que todo problema es una oportunidad disfrazada, y que esta actitud de alerta ante todas las oportunidades me permite transformar este momento en un beneficio mayor.


3) Hoy mi conciencia mantendrá una actitud no defensiva. Renunciaré a la necesidad de defender mi punto de vista. No sentiré la necesidad de convencer o persuadir a los demás de que acepten mi punto de vista. Permaneceré abierto a todas las opiniones sin aferrarme rígidamente a ninguna de ellas.


Que el aprendizaje se ilumine con tu Despertar
Que sean Bendecidos
NAMASTÉ
Celena